Queremos hacer publicidad.
Queremos divertirnos.
Queremos hacer buenos negocios y mucho mejores amigos.
Queremos hacer publicidad de esa que la gente habla en los asados.
Queremos hacer publicidad que venda y al mismo tiempo entretenga.
Queremos hacer publicidad que no lo parezca.
Queremos ganar en el Desachate, la Campana y Cannes, pero después de ganarnos la confianza de nuestros clientes.
Queremos ser la agencia donde todos quieran trabajar.
Queremos que los estudiantes nos manden sus carpetas, y los proveedores muestras de sus trabajos.
Queremos que los clientes se conviertan en amigos. Y que nos vean como socios, no como proveedores.
Queremos ser la agencia que soñamos.
Y sobre todo queremos sentirnos orgullosos de nuestro trabajo.

Una tarea difícil. Pero no imposible.